NUESTRA TECNOLOGÍA

Anodamine es un producto químico no tóxico, respetuoso con el medio ambiente y sin riesgos de manipulación. El resultado es un entorno más seguro y tranquilidad para todos sin comprometer el rendimiento. Ponemos la seguridad en primer lugar, sin comprometer el rendimiento, mediante el uso de un enfoque innovador para ofrecer una protección superior de la planta. 

Problemas inevitables, evitados

Anodamine no tiene limitación con respecto a una sobredosificación del químico. Sin embargo, si se produce un exceso al utilizar el producto, no hay riesgos para el usuario, la planta o el medio ambiente. Usar Anodamine es seguro, no hay posibilidad de dosificación excesiva. El único factor que se puede experimentar con la aplicación inicial, es un aumento temporal en la limpieza del ciclo, lo que resulta en una elevación temporal de los niveles de conductividad catiónica.

Protección de control de pH

Anodamine no cambia el pH del ciclo y no tiene un efecto apreciable en las conductividades. Con Anodamine, el hidróxido de amonio es el aditivo de alcalinización y de pH recomendado. En cambio, la alternativa de  aminas convencionales formadoras de película, requieren usar aminas neutralizantes para resolver problemas de solubilidad, dando como resultado una mezcla de ácidos orgánicos generadores de ensuciamiento en todo el ciclo agua/vapor. 

¿Metalurgias mixtas? No hay problema

El mecanismo de protección de Anodamine y el aislamiento resultante del ánodo se extiende tanto a las aleaciones ferrosas como a las de cobre y admiralty. Este enfoque único para la protección del metal permite el aislamiento del metal base del medio de enfriamiento, lo que evita los mecanismos de corrosión bajo depósito y permite a los usuarios de metalurgia mixta operar con éxito (y sin riesgo) sus instalaciones bajo un régimen de tratamiento AVT(O), haciendo obsoleto el uso de secuestrantes de oxígeno.

Stress corrosion cracking: DESAPARECE

Se ha demostrado que Anodamine disminuye e incluso elimina las fallas relacionadas con SCC por su aislamiento único del ánodo del ambiente corrosivo. Dado que Anodamine puede permear selectivamente los óxidos y alcanzar el metal base, logrando el aislamiento hidrofóbico del metal virgen, evitando en última instancia el ataque corrosivo y eliminando la amenaza de pitting como fuente para la propagación de SCC

Protección contra el FAC reinventada

Debido a que el tratamiento Anodamine tiene una volatilidad aproximada del 60% / 40%, la protección contra el FAC ocurre en las secciones de una fase, dos fases y todas las películas líquidas. Esta protección única contra los daños relacionados al FAC, transporte de óxidos, adelgazamiento del espesor de las tuberías y la re-deposición de los productos de corrosión es especialmente evidenciado cuando se compara con los tratamientos químicos convencionales.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Powered by